Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

Sin duda de ningún tipo, uno de los puntos más importantes en el camino de una nueva apertura en el sector hostelero es la elección del local. No se trata de una etapa más si no del primer punto de inflexión real en nuestras posibilidades de éxito.

Elegir un buen o mal local para montar nuestro bar o restaurante puede ser, independientemente del tipo de producto y su viabilidad/rentabilidad inicial, el factor de éxito o fracaso empresarial. ¿Por qué?, por muchas razones pero entre ellas la más importante de todas es que el local es la primera imagen corporativa que transmitimos al cliente. En nuestro local es donde realmente empieza a tomar forma la ya conocida “experiencia sensorial”.

En este artículo voy a darte una lista de condiciones mínimas que deberás buscar en tu nuevo local y que son comunes a todos los negocios de bar y restaurante, consiguiendo así una posición de ventaja frente a posibles competidores.

 

  1. LOCALIZACIÓN.

El primer punto y uno de los más importantes. Elegir una buena ubicación para nuestro bar o restaurante será fundamental en el desarrollo de la actividad. Siempre que se pueda deberá buscarse un local en calle principal (los aledaños a menudo no son la mejor opción) con un buen flujo de clientes potenciales y si es posible “mercados semi-cautivos”. Los accesos deben ser claros y sencillos y por supuesto hay que valorar la facilidad/dificultad de aparcamiento. Esto es lo que personalmente llamo la característica “Centro Comercial” (CC). Todos entenderemos que en función de la popularidad del CC y por ende, de su número de visitantes, los locales serán más o menos caros, incluso por plantas…habitualmente la planta “calle” o la que tiene el acceso desde el párking suele ser la más cara, pues garantiza mayor número de visitantes.

 

2. VISIBILIDAD.

Estar en el mejor sitio no garantiza que todo el mundo que pase por allí te vea. La visibilidad por tanto debe trabajarse de “fuera-a-dentro“. Esquinas o fachadas por encima de 5 metros longitudinales nos ayudarán a mostrar nuestra marca al mundo. Claro está que esto lo saben dueños de locales, inmobiliarias, etc… por lo que normalmente cuánto más fachada tiene un local más caro suele ser, una esquina en Madrid en una calle principal no sólo la quiere o la busca un emprendedor hostelero, si no cualquier tipo de empresa ya sean entidades bancarias, joyerías, tiendas de moda, etc…por algo será. En el caso de los bares y restaurantes la fachada lleva intrínseco un factor muy importante que es la terraza. Si el local cumple con la normativa vigente de tu comunidad en la materia, la fachada del mismo marcará los límites de tu nuevo punto de venta, y créeme, siempre digo que desde que se oficializó la normativa de la ley antitabaco hay 2 tipos de locales, los que tienen terraza y los que no. Nunca te plantees a priori un local sin posibilidad de mesas exteriores.

 

3. OPERATIVIDAD.

Tener el restaurante y la cocina en plantas distintas nunca fue una buena idea ¿no? Simplemente por sentido común. Cuanto más sencillo sea la disposición interna en bruto del local, mayores serán las posibilidades de diseño y operatividad. Muchas veces encontramos locales que debido a su infraestrutura inicial no permite mucho margen de maniobra y si a eso le sumamos las contínuas luchas con interioristas y decoradores, podemos vernos con un negocio muy bonito pero poco operativo, lo que se traduciría en servicios lentos, poca rotación de clientes y muchas posibilidades de no alcanzar unos mínimos de rentabilidad empresarial. Cuanto más cuadradito y más alto sea el local mejor.

 

4. OBSTÁCULOS ARQUITECTÓNICOS.

Techos bajos, poca luz natural, columnas, escalones, dobles alturas…todo son pesadillas para los asesores como yo. El concepto “diáfano” en estos casos es como el maná de los hosteleros, siempre se busca pero sólo unos pocos afortunados lo encuentran. Presta especial atención en tener grandes focos de luz natural, ya sean ventanas, claraboyas, etc, busca la manera de crear espacios amplios e intenta dotar de máxima visibilidad posible al centro neurálgico de tu negocio (cocinas vistas, barras amplias, etc…)

 

5. MATERIALES.

Por último aunque el diseño de locales lo trataré en otro artículo, no quiero dejar pasar la oportunidad de advertir un error muy común en nuevos emprendedores. A menudo se prima la estética sobre la operatividad o viceversa. Ni una cosa ni la otra, hay que intentar buscar el punto de equilibrio entre ambas sin olvidar la resistencia de los materiales en función del uso y las carácterísticas propias de cada área (suelos antideslizantes, azulejos blancos, etc…). Las llamadas “zonas nobles” (zonas de cliente / Front of the House) nunca es buena idea amueblarlas con diseños de Ikea ¿verdad?, pues lo mismo pasa en cuestión de suelos, pinturas, sanitarios, etc…

 

Espero que os sirva de ayuda esta guía rápida a la hora de identificar las posibilidades de un local. Si tienes dudas sobre las diferencias de precio en cuanto a locales según ubicación, contacta a un buen asesor que te valore económicamente el impacto de ese “coste” (ahorro o suma) y trabaje el proyecto de viabilidad teniendo en cuenta todos estos puntos.

Si quieres aportar alguna idea, éste también es tu espacio así que deja tu comentario con total libertad.

Un saludo

 

Ángel M. Calero

 

 

 

Anuncios